24 de Octubre de 2017
Buscador
EspañolInglesFrances

Santander y Cantabria, sedes de congresos


Cantabria, Costa Oriental


La franja costera del oriente de Cantabria se extiende desde la villa de Castro Urdiales a Santander, una zona con un rico patrimonio arquitectónico y grandes playas urbanas, y con gran tradición turística con excelentes dotaciones hosteleras.

 

En la franja litoral se alternan los acantilados con bellas playas, algunas de ellas salvajes como la de Langre. Uno de los espacios más representativos es el Parque Natural de las Marismas de Santoña.

 

La franja costera oriental de Cantabria es rica en patrimonio cultural por haber sido históricamente una zona muy próspera y poblada. Es una zona con una potente industria pesquera y conservera. Las localidades más importantes del oriente cántabro son Castro Urdiales, Laredo y Santoña, con un gran número de factorías dedicadas a la elaboración de conservas, fundamentalmente anchoa y bonito. En un recorrido por la costa oriental es imprescindible un paseo por las grandes villas marineras. Castro Urdiales cuenta con un importante patrimonio arquitectónico civil y religioso. Del último, destaca la Iglesia de Santa María, el edificio gótico más importante de Cantabria, en su interior se conservan magníficas tallas del siglo XIII al siglo XVII y una gran colección de obras de orfebrería del último gótico. Entre las pinturas que alberga, destaca un cuadro de Cristo crucificado de Zurbarán.

 

Dentro del patrimonio arquitectónico civil destaca La Puebla Vieja, que se ha mantenido en gran parte intacta, y como edificios de carácter defensivo el antiguo castillo convertido en faro. Asimismo, cuenta con un gran conjunto de edificios modernistas de finales del XIX y principios del XX.

 

En Laredo hay que visitar su casco antiguo y su gran arenal urbano, la Playa de la Salvé. La villa se extiende por tres zonas: La Puebla Vieja y el Arrabal, la zona del Ensanche y la prolongación del Ensanche hasta El Puntal. La Puebla Vieja y el Arrabal, declarados conjunto histórico-artístico en 1970, son el núcleo primitivo de la villa, cuya historia se fija en la época medieval. En esta zona, que conserva restos de sus antiguas murallas, se encuentra la magnífica iglesia gótica de Santa María de la Asunción.

 

Santoña, villa marinera por excelencia, surgió en torno a Santa María de Puerto y cuenta con monumentos y edificios notables distribuidos por todo el casco urbano, desde los edificios militares del Buciero como los Fuertes de San Martín, San Carlos o del Mazo, de la época napoleónica; hasta los religiosos como el monumento a la Virgen del Puerto que sirve de faro-guía para las entradas y salidas de las embarcaciones del puerto. La bahía de Santoña conserva sus dos monumentales faros ubicados dentro de un entorno natural privilegiado.

 

También en la costa están las localidades de Escalante, Argoños, Noja o Somo. Esta última localidad cuenta con una extensa playa donde se practican multitud de deportes acuáticos. También cuentan con un rico patrimonio arquitectónico, destacando la iglesia románica de Santa María de Bareyo.

 

En el interior oriental se encuentran valles como los del Asón, Soba y Miera, con bellas localidades como Arredondo, Ramales de la Victoria, Ampuero, Limpias, Hoz de Anero, Liérganes o La Cavada. Una de las más interesantes es Liérganes, a unos 27 kilómetros de Santander. Todo el conjunto urbano de la localidad fue declarado de interés histórico y artístico y, en él, se encuentran un buen número de obras arquitectónicas clasicistas de los siglos XVII y XVIII, fruto del auge económico que reportó la Fábrica de Artillería, primera de las conocidas en España. En el centro de Liérganes se halla el Gran Hotel Balneario y, en las inmediaciones de la localidad, se ubican dos de los palacios más destacados de Cantabria, el Palacio de Elsedo y el de La Rañada.



Subir
Ayuntamiento de Santander
Jardines de Pereda, s/n - 39004 - Santander - Tel: 942 20 30 02 / 04 - Fax: 942 203 005 - email: congresos@santander.es